Home

La receta que os presento a continuación es una opción muy versátil y que os permite la experiementación en vuestros fogones.

Los champiñones son un alimento muy saludable porque su contenido en grasas e hidratos de carbono es mínimo. Así mismo tienen propiedades diuréticas por su 90% de agua y su contenido en potasio.Otras bondades del champiñón son que favorece la fertilidad (la de ambos géneros) y que ayuda a luchar contra los radicales libres. Una joya de alimento vamos. Como váis a ver la cocina saludable no tiene por qué ser aburrida o insípida. Algo que en las anteriores recetas no he comentado es que siempre intento cocinar con música. Me ayuda a relajarme y a ser creativ@ con mis platos. Importante para mí es cocinar con cariño cada ingrediente y sin prisas para conseguir el resultado que deseo.

Para empezar ya con la receta vamos a hablar de los ingredientes: un buen trozo de cebolla (la mitad aproximadamente de una grande) en función de vuestros gustos, un pimiento rojo, un diente de ajo, una bandeja de champiñones laminados de las que se encuentran en cualquier supermercado, sal, pimienta, perejil, un trocito de pastilla de caldo de carne y un poquitín de brandy.

Lo primero que haremos será pochar cebolla, pimiento y añadir ajocortar en trocitos tan pequeños como nos gusten la cebolla y el pimiento. Los pondremos a pochar en una sartén unos minutos. Lo suficiente para que la cebolla se quede doradita (que no tostada) y el pimiento ya se empieze a poner blandito. Seguidamente añadimos el diente de ajo picadito y los champiñones previamente lavados y bien escurridos. Ahora salpimentamos al gusto y ponemos perejil picado, que da mucho color a los platos. Mezclamos todo bien y seguimos rehogando, veremos como empiezan los champiñones a soltar agua. Entonces es cuando vamos a dar sabor al agua que vaañadir champiñones y sazonar saliendo con el trocito de pastilla de caldo de carne y el chorrito de brandy.

Seguimos removiendo de vez en cuando para que no se pegue nada en el fondo y dejaremos los champiñones cociendo en su propio jugo hasta que éste reduzca (unos 12 minutos a fuego lento/medio).

Los retiraremos del fuego cuando veamos que están “casi secos” en función de si os gusta más o menos espesa la salsa. Y ya está, listo para servir. A magregar brandyi me gustan más bien sequitos porque han cogido más el gusto de los ingredientes y la salsa está más espesita. Lo suelo servir con arroz hervido, pero se puede poner como guarnición a una pechuguita de pollo, con unas patatas asadas o incluso echarle un poco de curry si te va lo exótico.

  Espero que os haya gustado. ¡Qué aproveche!

By L’argonauta

Texto y Fotos propiedad de L’argonauta (@stopcentrifuga2) -reservados todos los derechos-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s