Home

O collage de toda la vida, es la idea que me surgió para hacer la tarjeta de cumpleaños a esta amiga tan querida. En principio, está más enfocado a crear albumes de fotos con recortes de papel, pegatinas y todo lo que se te ocurra para personalizarlo. Pues bien, me propuse adaptarlo a mi propósito y utilizar todo lo que tuviera a mano para sorprender con algo diferente. Y de nuevo, el cartón. Tenía bastante en casa después de las fiestas, y decidí seguir con el reciclaje iniciado con la etiqueta retro y la caja.

Cogí una pieza que tenía un buen tamaño y la dividí en dos con la infalible técnica del doblado manual. Marqué la división con un lápiz ayudándome de una regla y luego con un cúter la corté por la línea trazada. Ya tenemos los trozos separados para poder trabajarlos. Si vamos a hacerla tipo libro, como la mía, hay que hacer la portada y la contraportada con decoración parecida para que dé sensación de continuidad. En este sentido, con un pincel vamos mojar con agua un poco más de la mitad de cada trozo, y levantaremos la capa con cuidado de no hacer agujeros. Así tendremos al aire las estrías del cartón y tendrá la apariencia parecida a una pared. Quiero hacer una parada: por favor, no se trata de empapar el cartón sino de humedecerlo con el pincel.
Colocando los dos trozos juntos haremos un agujero con un lápiz en la esquina superior izquierda para luego, introducir una anilla que una las dos partes.

Pegar cenefa de telaCon un trozo de tela haremos una cenefa en cada lado.Tomamos las medidas e intentaremos que sean lo más simétricas posible entre sí. Una vez recortadas las telas, las pegamos en cada trozo de cartón con mucho cuidado para que quede bien tenso. Remataremos con un filo de un color que le combine.

Una de las partes será nuestra carátula y la decoraremos con toda clase de pegatinas y motivos festivos (de cumpleaños en este caso). En cualquier pepelería o bazar los tienen por muy poco y además vienen 2 blisters de stickers con lo que pueden servirte para otra ocasión. También podéis hacer vosotros los adornos con cartulina y pegarlos.  La contra portada la decoraremos de forma parecida, pero más discretamente.

El interior de la tarjeta admite todo tipo de cosas que se os ocurran. Diseño interior con tela, papel y pegatinasEn mi caso, utilicé el lado derecho, según queda abierto, para dedicar unas líneas a la cumpleañera. Cogí un folio de papel y lo quemé por las esquinas. Por favor, haced ésto con sumo cuidado. No queremos accidentes. Usé la misma técnica del agua que hemos comentado ya, para eliminar la capa superficial del cartón y obtener el efecto estriado. Pegué el papel presionando bien y le puse más pegatinas por las esquinas para decorar.

Para el lado izquierdo, escogí una foto que tenemos y se la escondí detrás de una cortinilla hecha con la misma tela de la tapa de la caja. Recorté un cuadrado mayor que la foto y luego doblé la parte de arriba e hice un corte en el centro para crear el efecto cortina/ventana. De modo que, abriendo o separando ambos Decorar portada con pegatinas  trozos apareciera la foto. Si cogéis una foto que no sea tan reciente el efecto sorpresa es mayor. Para acabar escribes un mensaje divertido o sigues decorando con pegatinas y adornos.

Esta DIY es perfecta para los días que requieren de un detalle hecho con todo el cariño como San Valentín o el día del Padre/Madre.

Espero que os haya gustado y que lo intentéis vosotr@s.

By L’argonauta

Texto y Fotos propiedad de L’argonauta (@stopcentrifuga2) -reservados todos los derechos-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s