Home

Te conocí hace ya bastantes años, recuerdo entrar en la oficina y, como siempre que llegas a un sitio nuevo, desorientado sin saber muy bien que tenía que hacer, me dieron la mesa de alguien que acababa de irse y a mi lado estabas tú. Desde ese momento me ayudaste cada día, me confiaste tu amistad y pude disfrutar de la punta de alfiler que llevabas dentro. Cuando aquella etapa se acabó, seguiste a mi lado, me ayudaste en aquellos momentos en los que no tenía trabajo, incluso me diste mi primera cesta de Navidad. Es cierto que no nos vemos desde hace mucho, pero siempre mantenemos el contacto, y es cierto que te tengo que agradecer muchas cosas, sobre todo que seas tan buena amiga. En el día de tu cumpleaños, este post va dedicado a ti, una mujer con fuerza y entereza capaz de superar los retos y seguir adelante con su familia. Mi deseo, compartir muchos años tu amistad. Gracias!.

Recuerdo la primera vez que hablé contigo sobre este trastorno y me sentí como un autentico tonto, no sabía nada sobre el tema. Traté de imaginar cómo afecta en una familia, la paciencia para el día a día y el cariño hacia las personas. Te pedí información para publicar sobre ello, porque pensé que es algo que la gente tiene que conocer, y apoyar.

El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, caracterizado por una dificultad de mantener la atención voluntaria frente a actividades, tanto académicas como cotidianas y unido a la falta de control de impulsos. No se trata de un problema infrecuente, ya que estudios apuntan que el 8% de niños y el 4% de niñas de preescolar lo poseen. El origen aún en inTDAH en escuelavestigación apunta a un fallo en el desarrollo de los circuitos cerebrales en la persona que lleva a la inhibición y el autocontrol, funciones cruciales para la realización de cualquier tarea. Actualmente existen tres subtipos: Inatento; hiperactivo-impulsivo y combinado.

La predisposición biológica en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se ve incrementado con factores ambientales, y puede verse atenuado con factores positivos como el afecto o el apoyo maternal. Este trastorno puede generar en los padres patrones de sentimientos de ineficacia personal, estrés, frustración, enojo, lo que les puede llevar a aplicar pautas de disciplina excesivamente permisivas o bien extremadamente autoritarias (Roselló, García, Tárraga y Mulas, 2003).
Se ha comprobado que la mayoría de los niños con TDAH se despiertan durante la noche llorando o gritando (Crokum, 1998), pero… ¿cómo se manifiesta?

El déficit de atención se manifiesta porque no presta atención suficiente a los detalles y comete errores por descuido tanto en las tareas escolares como en otras actividades, por lo que tiene dificultad para organizar tareas o actividades, también suele evitar tareas que le requieren esfuerzo mental y no sigue las instrucciones que se le indican. Parece no escuchar cuando se le habla. Descuidado y olvidadizo en las actividades diarias (lavarse los dientes, vestirse, recoger sus cosas).
La hiperactividad se manifiesta cuando a menudo mueve en exceso manos y pies y se retuerce en el asiento y le cuesta quedarse seimptatientntado cuando lo debe hacer. También corre o trepa en situaciones inapropiadas y le es difícil jugar o participar en actividades de forma tranquila. A menudo habla en exceso, expresa las emociones con mayor intensidad.
La impulsividad, se manifiesta entre otros, porque a menudo actúa sin pensar, habla en momentos poco oportunos o responde precipitadamente a preguntas que todavía no se han acabado de formular, interrumpe a los demás o se entromete en sus asuntos, juegos y explicaciones. A menudo pierde con facilidad la paciencia, tiene mal humor o irritabilidad.
Todo ello tiene como consecuencia que les provoque una baja autoestima sobre si mismo apareciendo entonces otros trastornos como la depresión y la ansiedad, trastorno de conducta, trastorno oposicionista desafiante, en definitiva, una detección no temprana les puede conducir a cualquier tipo de conducta antisocial.
Se aconseja tener una intervención temprana en niños con TDAH, durante la etapa de la educación infantil, con dos principios básicos, por un lado una intervención personalizada, en función de las necesidades que podrá ser multicomponente (médicos, psicólogos, educativos, socio-ambientales…) y de otro, deberá implementarse en escenarios naturales, participando padres, profesores y todas aquellas personas significativas para el niño.
¿Qué componentes hay para la intervención?
Cada vez son más los tratamientos farmacológicos con resultaTDAdos, siendo –siempre bajo prescripción médica- los psicoestimulantes los más utilizados, estos estimulan la acción de distintos neurotransmisores como la dopamina estimulando varios sistemas y zonas del cerebro.
Otro componente sería la prevención y tratamiento de los problemas conductuales, con técnicas especialmente apropiadas para el desarrollo psicológico del niño. (Alabanza, refuerzo, programas de fichas, etc …)
También a tener en cuenta el desarrollo de habilidades cognitivas de autorregulación, mediante técnicas de modificación de conducta y control por ellos mismos, es lo llamado por Camp y Basch (1980) “Piensa en voz alta”, con cuatro auto-instrucciones: Dos antes de iniciar la tarea ¿Cuál es mi trabajo? Y ¿Cómo puedo hacerlo?. La tercera pregunta para que se conteste mientras la actividad se realiza, ¿Estoy utilizando mi plan?, y la cuarta de evaluación; ¿Cómo lo hice?
Otro componente importante es el desarrollo de habilidades sociales, según Stormont (2002) el modelo sería definir claramente la habilidad social, proporcionar indicaciones claras de cuando debe ser utilizada, indicar los pasos de la habilidad, Presentar ejemplos apropiados e inapropiados, dar feed-back correctivo y refuerzo positivo por uso adecuado, y revisar las habilidades adquiridas.

Por último, el contexto familiar es muy importante, primero teniendo información sobre los aspectos de la intervención y actuar sobre ellos, el segundo a través de las “Escuelas de padres” para entrenar a los padres como co-terapeutas en técnicas de modificación de conducta, entre las sesiones figuran contenidos para aumentar la atención de los padres hacia el comportamiento de los hijos, desarrollo de la obediencia a través del uso de la atención y otros refuerzos, Manejo de las conductas de desobediencia fuera del hogar, etc…, sin descuidar demás factores como la alimentación tiempo libre etc…
Desde luego podréis comprobar en el link más abajo que hay mucho que aprender sobre este trastorno, os animo a que tengáis contacto con él, lo conozcáis, para ayudar a poder determinarlo prematuramente, para entender a las familias y poder ayudarlas en caso necesario y como no, para aportar lo necesario a todos esos niños que lo precisen.

By SiabierAlmirante

Texto propiedad de SiabierAlmirante () – reservados todos los derechos-

Quieres saber más:
http://fundacioncadah.org/web/
Fuentes:
http://fundacioncadah.org/web/
Manual de “Intervención Temprana. Amparo Gómez Artiga, Paz Viguer Segui y María José Cantero López. Ed. Pirámide.

Anuncios

Un pensamiento en “El coraje de un gran corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s