Home
Atención esta salsa no es apta para celiacos:
Salsa romesco,

1.- El primer paso será asar la cabeza de ajo (y la cebolla que es opcional) y los tomates, estos últimos cortados o al menos tendremos que hacerle1360501960896s una cruz hasta la mitad para que se asen por completo. La misión es escalibarlos, que queden tiernitos y bien horneados. Es importante echar un chorro de nuestro maravilloso aceite de oliva por encima y durante unos 20 o 25 minutos tenerlos asando a 200º

2.- Las Ñoras o los pimientos choriceros podemos dejarlos en agua tibia al menos dos horas antes, aunque lo mejor es dejarlos toda la noche anterior para que se hidraten, después con una cucharilla de café las despiparemos y sacaremos la carne, raspando, también podemos usar un cuchillo.

3.- Ahora y dependiendo de la prisa que lleves, puedes tomar dos caminos, el rápido, es poner todos los demás ingredientes menos el aceite en un recipiente de la batidora, (asegúrate que es capaz de triturar las avellanas y las almendras) junto con los ajos y los tomates –todo sin piel-, e ir triturando poco a poco mientras incorporamos al tiempo el aceite hasta hacer una salsa. O la opción dos, en la que en un mortero, dónde añadimos el pan (frito, duro, o variante con galletas maría) las avellanas y las almendras, tras hacer la pasta añadimos los tomates y los ajos todo sin piel, y medio vaso de aceite. En este punto se pasa al vaso de la batidora se añade el resto de los ingredientes y se tritura, como veis es casi lo mismo, pero es cierto que al hacerlo poco a poco en el mortero y al incorporarle aceite antes, la textura es diferente.

Calςot,

El ritual del calςot es toda tradición, se come asados en ascuas de ramas de vid, ahí se depositan los calςots que no dejan de ser comcalÇotso una cebolla tierna, la alternativa es hacerlas a la barbacoa, el este caso al no estar en contacto con la brasa se puede envolver el calςot en papel de periódico o de aluminio. Para los que vivimos en las urbes, se pueden hacer asados al horno que también salen muy ricos, recuerda en este caso quitarles las raíces y limpiarlos bien sea como sea que los hornees.

Una vez que están asados, el ritual siempre es el mismo, se pone uno el babero –contra más grande mejor- y con una mano coge el calςot, lo pela sujetando de la base y estirando, y cuando lo tiene con la parte blanca, lo moja en la salsa y directamente a la boca!

Texto Siabieralmitante ( @siabieralmirant), colabora @chicledefrutas

-reservados todos los derechos-

Ingredientes para la salsa:

Tomates maduros (unos 4)
avellanas (30 gr), almendras, (unos 100 gr)
Ajo (uno asado y uno sin asar – al gusto-)
pimiento choricero o ñoras, (uno)
Galletas maría (o pan 1 rebanada se recomienda mojarla en el vinagre),
Vinagre, aceite de oliva y sal

Variantes con:

150 gr. de cebolla asada (una)
Pimentón de la Vera (2 cucharaditas)

Opcional:
Una punta de guindilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s