Home

Siempre hemos tenido la sensación de que a veces la realidad ha superado a nuestro estricto sentido del deber. Cuando el ser humano no percibe las realidades de su entorno se queda ciego. Pierde la oportunidad de reaccionar. Sin embargo, la realidad nunca es una, ya que, es tamizada por rasgos culturales, prejuicios y otras perlas de nuestro bagaje. Esa realidad abstracta que cada uno de nosotros damos por válida, como en una nube surrealista.
Puede que todos tengamos un sentido de la responsabilidad diferente, al igual que recibimos señales reales de forma distinta. La opción más española es la de hacer una investigación en profundidad de la web mientras tu jefe hace unas acciones comerciales en el bar. Desde esta realidad el informe de ventas es un apretón de manos y, los incentivos un número de teléfono en una servilleta. Cuándo el catering de un evento es el pincho de tortilla y la cesta de navidad es compartida con un supermercado, probablemente podemos pensar que nuestra empresa va por un camino conocido.
A mi retina vienen imagenes retocadas en el programa de moda, dónde en recepción eras atendido amablemente mientras el café humeante impedia entender hacia donde tenias que dirijirte. La actualidad es muy distinta. Los mejores negocios ya no se cierran de comilona, que sale caro.

Ahora se cierran…. Puede que en la taberna de la esquina, donde el botellín cuesta un euro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s